¿Servirá la reforma de los autónomos para luchar contra la economía sumergida?

Los expertos aplauden la iniciativa de clarificar de forma objetiva qué gastos son deducibles para los trabajadores por cuenta propia

6 min
Los líderes de PP y Ciudadanos, Mariano Rajoy y Albert Rivera, se dan la mano en la reunión previa a la firma del acuerdo de investidura. / EFE
15.11.2016 00:00 h.

La reforma de las leyes que afectan a la actividad de los trabajadores autónomos registrada en el Congreso de los Diputados fruto del pacto de gobierno entre el PP y C’s es un paso más para mejorar la situación de este colectivo a nivel laboral y administrativo. No obstante, desde el sector añaden que se podría haber ahondado en diversos aspectos como la equiparación de trabajadores por cuenta ajena o la supresión de barreras entre el que ejerce su actividad de manera autónoma y el que constituye una sociedad.

Desde Asesoría Online destacan que en el diseño de la reforma no ha tenido en cuenta a todos los emprendedores por igual a la hora de acceder a bonificaciones: “Creemos que es injusto que aquella persona que quiere emprender a través de una forma jurídica mercantil no se le tenga en cuenta de cara a acceder a bonificaciones, cuando cumple perfectamente con el espíritu de la reforma, que es el impulso empresarial y profesional”.

Asimismo, la nueva cobertura para autónomos no asume todas las “contingencias profesionales”, como una eventual prestación de desempleo. “Creemos que es un punto olvidado”, aseguran desde la asesoría.

Salto al autoempleo

Los aspectos en los que se centra la ley son la ampliación de seis meses a un año de la cuota fija reducida; cotizar el tiempo realmente trabajado; eliminar la cuota de las mujeres autónomas durante la maternidad, y clarificar los gastos que se pueden deducir de la actividad del autónomo. Se trata de medidas urgentes que afectarían de forma inmediata a los 3,2 millones de trabajadores en régimen de autónomo que hay en España, según las cifras de afiliación de octubre de la Seguridad Social.

Desde la entidad Contasimple creen que la ampliación de la tasa reducida va en sentido correcto: “La bonificación inicial de la cuota de autónomos fue un gran acierto que ayudó a dar el salto al autoempleo a un gran número de personas y creemos que su extensión temporal será muy favorable”. Otra medida que recoge la reforma y que había sido largamente solicitada es la eliminación de la cuota de autónomos durante la baja de maternidad: “Nos parece un gran acierto”, insisten desde ambas entidades.

Por otra parte, el punto de clarificar las deducciones podría suponer un gran paso para la seguridad jurídica de los autónomos. “Se evitarían las arbitrariedades por parte de la Administración a la hora de aplicar un criterio sobre la deducibilidad o no de determinados gastos”, afirman desde Contasimple.

Economía sumergida

Los gabinetes de Asesoría Online y Contasimple divergen respecto a la idoneidad de la cuota fija reducida y su impacto para reducir la economía sumergida. Desde Contasimple critican la “desigualdad” que genera que sea la misma cantidad tanto para los que ingresan mucho como para los que ingresan poco y el hecho de que no se cotice en función de los ingresos: “Se trata de una cuota realmente baja pero, por otro lado, es muy alta para aquellas profesiones cuyo salario medio es más bajo, lo que provoca que no compense su pago a esas profesiones, sumergiendo la economía, o que les suponga un gran esfuerzo”.

Por el contrario, desde Asesoría Online consideran que la economía sumergida tiene más posibilidades de existir si la cuota se fija sobre los ingresos. “Hay que incentivar y apoyar a aquellas personas que quieren iniciar su actividad profesional, pero también dotarlas de responsabilidad y lógicamente de cobertura. Si la tasa de autónomos se fijase en base a los ingresos podría dar lugar a una situación de economía sumergida”, explican.

Medidas a medio plazo

Además de las primeras medidas, en la reforma diseñada principalmente por la formación naranja también se contempla crear una subcomisión en la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados, que estudiará la reforma del Régimen Especial del Trabajador Autónomo (RETA).

Entre estas propuestas se encuentra la de no tener la obligación de cotizar si los ingresos son inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (764 euros al mes); cotización a tiempo parcial para los “autónomos no habituales”; una jubilación “plenamente compatible” con la actividad de trabajador por cuenta ajena, y disponer de las mismas prestaciones sociales que las otras clases de trabajadores.

Desarrolladores e investigadores

Otro caso a tener en cuenta, explican, son aquellos negocios que por su naturaleza requieren de bastante más de un año para ser rentables, como suele suceder con el desarrollo de software o la investigación. “Para este tipo de negocios la cuota reducida debería alargarse durante mucho más tiempo”, reiteran.

“Es un punto de partida”, concluyen, para hacer entender que la ley recoge el sentir general del colectivo, pero que aún falta mucho para avanzar e impulsar definitivamente la figura de emprendedor.

¿Quiere hacer un comentario?