Aguirre niega que López Viejo fuera una persona de su "confianza"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid asegura que ella decidía acudir a los actos por razones "políticas y de oportunidad"

5 min
La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre durante el juicio de la trama Gürtel / CG
20.04.2017 11:24 h.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha asegurado este jueves ante el tribunal de la trama Gürtel que el exviceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo no era una persona de su "confianza", sino alguien que tenía experiencia en la organización de actos del PP.

Así lo ha dicho Esperanza Aguirre a preguntas de la fiscal Anticorrupción Concepción Nicolás, durante su comparecencia como testigo en la vista oral por la primera época de actividades de la trama (1999-2005), en la que ha destacado que ella no se ocupaba "en absoluto" de organizar la parte logística de los actos en los que participaba en calidad de presidenta regional.

"No me he ocupado nunca, ni creo que se haya ocupado nunca ni un presidente autonómico, ni un ministro, ni un alcalde", ha destacado la dirigente popular, que ha destacado en varias ocasiones que el gabinete técnico de Presidencia recibía las propuestas de diversas Consejerías y era ella en última instancia la que decidía si acudía a los actos propuestos por razones "políticas y de oportunidad".

"No le puedo decir"

Preguntada por la colaboración "activa" de López Viejo como director adjunto en la campaña electoral de octubre de 2003 --tal y como él destacó durante su declaración-- Aguirre ha dicho que no lo puede confirmar. "¿Colaboró de forma activa?", ha cuestionado la fiscal, a lo que Aguirre ha contestado: "No le puedo decir".

"López Viejo no era una persona de mi confianza, pero era una persona que era conocida por como organizaba los actos, eso sí", ha subrayado. Asimismo, ha apuntado que Juan Carlos Vera fue su director de esa campaña electoral y que fue ella misma quien le designó.

"No tenía competencias"

Aguirre ha enumerado una serie de actos en los que participó durante sus años en la presidencia de la Comunidad de Madrid ya que "tenía un programa electoral muy ambicioso". "Inaugurábamos un colegio nuevo cada semana en los nueve años que estuve en la presidencia", ha explicado Aguirre que ha sido interrumpida por el presidente del tribunal Ángel Hurtado en varias ocasiones mientras ofrecía detalles sobre los eventos a los que acudió.

Sobre la logística ha precisado que, aunque no tenía "ninguna competencia en contratación", en una ocasión trasladó su queja a la directora de prensa de su gabinete porque escuchó su propia voz con interferencias y se preguntó "cómo podían tener un sonido tan malo".

Al igual que hizo en su primera declaración como testigo en 2013, Aguirre ha precisado que López Viejo se encargaba de la contratación de las empresas y que éste no le dijo la verdad sobre el asunto ya que le comentó que no se contrataba más con Easy Concept, sociedad de Francisco Correa, cabecilla de la trama.

La actual portavoz popular en el consistorio madrileño se ha pronunciado así al ser preguntada por el artículo Las amistades peligrosas de Alejandro Agag aparecido en una publicación en 2005 en el que se apuntaba a la existencia de una trama dentro del partido con empresarios que se beneficiaban de adjudicaciones en la Comunidad de Madrid. "No me dijo que todas esas empresas eran del mismo dueño; me quedé tranquila porque me comentó que ya no se contrataba a ninguna", ha dicho en referencia a las sociedades de Correa.

(Seguirá ampliación)

¿Quiere hacer un comentario?