Robert Masih Nahar, otro hombre sin currículum

Carles Enric
4 min

A los partidos independentistas había que llamarlos "partidos de la marmota". Cada cierto tiempo repiten como aquel animalito detecta finales de inviernos, actuaciones cuanto menos sorprendentes. Hace más de un año escribimos sobre el currículum misterioso del amigo Gabriel Rufián. Meses después, sobre el bachiller Puigdemont con su currículum falso. Ahora, puntualmente, tenemos un tercer actor, el nuevo senador de ERC Robert Masih Nahar.

Seamos sinceros en primer lugar. Si trazar la vida de alguien cercano es complicado, trazar la vida de un indio es casi una experiencia religiosa. Y nunca mejor dicho. Tengo la suerte de haber trabajado, en su momento, en una empresa 100% india, y aunque parezca extraño me ha servido para entender mejor el personaje. Robert Masih nace en 1974 en el Punjab, una zona de conflicto religioso entre Pakistán e India. Por lo que se lee en alguna entrevista, debió licenciarse en ciencias químicas y en algún momento de su vida partió hacia México.

Según su biografía, hacia 2003, con 29 años, fue de México a Italia, donde permaneció un par de años, y en 2005 se trasladó a Barcelona. Su rastro es prácticamente nulo en la capital catalana, algo que no pasa desapercibido. Su súbita pública afición al cricket le llevó con apenas dos años en la capital, ciertamente un afortunado, a crear el equipo catalán de cricket, germen de la Federación Catalana de Cricket.

La historia de los currículums de los independentistas, tristemente para ellos, marcarán el fin simplemente de sus mentiras

Ya sabemos que el cricket no es precisamente un deporte muy popular en nuestro Mediterráneo. Pero la larga mano de la muy subvencionada asociación Nous Catalans, con el omnipresente Àngel Colom, y la habilidad de su presidente Khalid Shabaz Akhtar, un pakistaní con un currículum supuestamente más oscuro --aquí con metralleta en mano, según información de El Mundo-- hacen milagros.

Nuestro senador alardea de conocimientos de idiomas, hasta 6, aunque no ha parecido muy dotado ni en su última intervención en el Senado, y mucho menos en vídeos previos vistos por la red. Tampoco por su declaración de bienes parece tener una economía muy saneada. Apenas 2.700 euros en su cuenta, e ingresos (sic) de 2.500 euros anuales. Con ese exiguo sueldo sí que puede permitirse un BMW X5.

De toda la historia, y recordando los patrones de Rufian y Puigdemont, lo que más choca es su licenciatura en ciencias químicas junto a su pasado casi secreto en México: preguntamos hace un par de días al senador si podía ampliar su currículum y, como era de esperar, su respuesta fue el silencio. Ya saben aquello de que no hay dos sin tres. Y lo más triste de todo, en una visión in crescendo. Empezó Rufián con alguna falsedad, siguió Puigdemont directamente mintiendo sobre sus estudios. Ciertamente desconfiamos de qué nos puede deparar la vida pasada de Masih Nahar. Pero la sensación, el olfato, permiten pensar que nada nuevo en el horizonte independentista. El día de la marmota marca el principio del fin del invierno. La historia de los currículums de los independentistas, tristemente para ellos, marcarán el fin simplemente de sus mentiras.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric

Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.

¿Quiere hacer un comentario?