¿Devolverán las oscuras golondrinas el dinero?

Carles Enric
4 min

La política siempre debe ser respetada. Uno puede tener sus ideas, y otro las suyas. Discutirlas es el fin primero de la política. Aunque cuando uno aprovecha sus ideas para sacar de forma torticera dinero público, de todos, para su propio interés, estamos ante algo más complejo que la simple política.

Una de las cosas que más sorprenden del procés --que parece estar cerca de su fin-- es la cantidad de gente que ha sacado provecho de forma cuanto menos vomitiva. Hoy me venia a la cabeza la Miss del procés, Mrs Rahola, que hace unos años decía que el tema Pujol era una persecución política, y ahora dice lo contrario.

Se hace extraño que una persona tan bien relacionada con el poder catalán fuera tan ciega hace unos años y, de golpe, recupere la visión. Uno puede pensar que es un designio casi celestial, o más inocentemente, decir que simplemente hay gente que opina porque está al servicio del dinero público. Obviamente la Miss del procés no es la única. Personajes como Sanchis, ahora en TV3, o Partal, el hipersubvencionado, son otra estirpe de eso que algún día decidieron llamar periodistas.

Me cabrea que el procés, al final, muera por ser una idea rocambolesca, pero confirme que algunos se han forrado gracias al mismo

Gente que, en la mejor versión del cocinero Jordi Cruz, serían incapaces de mantener su presencia, no ya sin becarios gratis, sino sin dinero público detrás. Quizás deberíamos empezar en este momento a pensar ya en si esa gente debe devolver todo el dinero recibido por intentar manipular un momento histórico como el actual. Para algunos, seguramente es una medida excesiva, pero ¿acaso no es excesivo que algunos se hayan servido del dinero de todos para vivir y malmeter al resto?

A mí no me molesta que cada uno tenga su opinión. Es fácil comprobarlo en mi propia cuenta de Twitter, donde he discutido y discuto sin problema. Pero sí me cabrea que el procés, al final, muera por ser una idea rocambolesca, pero confirme que algunos se han forrado gracias al mismo. Lo peor no es para aquellos que nunca creímos las mentiras embaucadoras de esas voces prostituidas por el dinero, sino para aquellos que las creyeron, y que ahora verán que ellos siguen igual o peor, pero sus líderes mediáticos --como los citados-- o políticos --como Forcadell-- se retirarán con miles de euros en sus bolsillos. Eso es lo más triste del procés. No tanto las mentiras, sino que algunos se hayan forrado a costa de otros.

Escribía Gustavo Adolfo Bécquer: "Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar". Aquí, como algunos creen que todo lo español no existe, deberían cambiarlo por el "devolverán las oscuras golondrinas el dinero". No hay que volver, sino devolver. No es un balcón, sino Cataluña; no son nidos, sino el dinero de todos. Eso sí sería una poesía para leer en una Cataluña de futuro. Y deberían recitarla los independentistas de verdad engañados por los farsantes del procés.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric

Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.

¿Quiere hacer un comentario?