Trump señala ahora a las secuoyas, cañones, focas y tortugas marinas

La orden ejecutiva para revisar las medidas de protección medioambiental deja al descubierto hasta 27 monumentos naturales y parques

2 min
15.06.2017 00:00 h.

La naturaleza será la siguiente víctima del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Su orden ejecutiva para revisar las medidas de protección al medio ambiente en terrenos de dominio público como parte del plan para aumentar el desarrollo pone en riesgo 27 monumentos nacionales. Secuoyas, cañones, focas y tortugas están en peligro.

El secretario del Interior, Ryan Zinke, emitirá un informe en agosto relativo a la orden ejecutiva de Trump. La revisión pone en duda la protección de amplios territorios donde se encuentran grandes acantilados, secuoyas, cañones profundos y hábitats para fauna marina, como focas, ballenas y tortugas.

Obama, Bush y Clinton

Estos territorios estaban protegidos bajo una ley de 1906, la Ley de Antigüedades, que otorga a los presidentes el poder de limitar el uso de territorios públicos por razones culturales, científicas o de cualquier otra índole. Barack Obama, George Bush y Bill Clinton han restringido algunas de estas áreas, y serán las únicas revisadas por Trump.

Gran parte de estas tierras, que comprenden más de 250.000 hectáreas, está protegida bajo el paraguas de monumento nacional o parque nacional. Trump pretende ahora poner fin a este "abuso federal" y "devolverle la voz a la América rural". Firmó la orden ejecutiva el 26 de abril.

Hasta ahora, nunca se ha revocado el estatus de monumento nacional.

¿Quiere hacer un comentario?