Netflix, Amazon y HBO 'disuelven' Sony Pictures

El gigante japonés amortizará 905 millones de euros de su negocio de películas por el hundimiento del Blu-ray y la taquilla ante el auge del ‘streaming’

3 min
El 'streaming' barre a los DVD y Blu-ray
01.02.2017 19:42 h.

Malos tiempos para Sony Pictures. El auge de las plataformas en streaming, como Netflix, Amazon, HBO y Hulu, ha hundido la venta de DVD y Blu-ray y ha mermado los ingresos de taquilla, hasta el punto que la compañía deberá amortizar cerca de 1 millón de dólares (930 millones de euros) en su división de películas.

La amortización, en los resultados del tercer trimestre fiscal, es la consecuencia del empeoramiento de las expectativas de rentabilidad para la división de cine. Principalmente, por las menores previsiones del gasto doméstico. Sony​ también revisa a la baja el beneficio de la exhibición de películas, a la espera de tomar medidas que suavicen la situación.

Películas deficitarias

En el último año, al menos dos películas han contribuido a la mala marcha de la división. Una es Billy Lynn: Honor y sentimiento, que contaba con un presupuesto de 37,2 millones de euros y recaudó 28,8 millones de euros en todo el mundo. La otra, Cazafantasmas, registró pérdidas de 69,7 millones de euros.

Sony terminó 2016 en quinto lugar con una cuota de mercado del 8%, por detrás de Disney, Warner, Fox y Universal. A pesar de todo ello, la compañía asegura que el segmento cinematográfico representa “un importante negocio” para el grupo.

Consecuencias de la crisis

En mitad de esta crisis, este jueves se hace oficial la salida del director ejecutivo de Sony Pictures Entertainment, Michael Lynton, después de 13 años. Se marcha a Snapchat. El New York Post, por su parte, informa de que el grupo se desprenderá de la división de cine tras el estreno de Emoji: La película, en verano, que se prevé exitosa y revalorizará las acciones.

La compañía todavía arrastra en sus cuentas la absorción de Columbia Pictures por 3.400 millones de dólares en 1989.

En cuanto al mercado del streaming de películas, en 2016 superó por primera vez el gasto doméstico de DVD y Blu-ray en Estados Unidos. Los servicios por suscripción proporcionan márgenes más bajos de beneficios al estudio que las ventas físicas.

¿Quiere hacer un comentario?