Ford invertirá 1000 millones de dólares en una startup basada en inteligencia artificial para desarrollar un nuevo modelo de coche sin conductor. El proyecto está encabezado por dos antiguos ejecutivos de Google, Bryan Salesky, y de Uber, Peter Rander

Argo AI está ubicado en Pittsburgh. Dispone además de dos centros de trabajo. Uno en el sureste de Michigan, cercano a la sede de Ford, y otro en el área de la Bahía de California. La inversión de mil millones de dólares se desarrollará durante los próximos cinco años. La idea es comercializar esta nueva tecnología de auto-conducción de Ford para 2021.

Ford es el accionista mayoritario en Argo AI, pero la startup actuará con independencia. No se descarta la entrada en un futuro de nuevos inversores. Tampoco una potencial salida a bolsa para financiar con más fuerza el proyecto.