Blockchain y sus aplicaciones prácticas

Uno de los logros fundamentales de esta tecnología es haber descentralizado la confianza

Monedas de Bitcoin apiladas / EFE

La tecnología Blockchain ha saltado estos días a las páginas y cadenas de televisión de todo el mundo. Y el motivo no es otro que el ataque informático que el pasado 12 de mayo puso en jaque a las infraestructuras de seguridad de más de 150 países. Este suceso dejó un rastro de incertidumbre en todos nosotros, al conocerse que el cibercrimen, además de infectar alrededor de 300.000 ordenadores y de provocar cuantiosas pérdidas económicas, impactó en el corazón mismo del sistema de salud inglés, paralizando la actividad de varios hospitales y poniendo en peligro la vida de muchas personas.

Un día después de producirse el ataque, el ingeniero, matemático y profesor de ingeniería mecánica de la Universidad inglesa de Bath, Adrian Bowyer, escribió en su cuenta de Twitter que el malware acabará costando más vidas que los atentados terroristas de los últimos años. La opinión expresada por Bowyer coincide con la de James Clapper, ex director nacional de inteligencia de Estados Unidos, quien un año antes ya había dicho que los ataques cibernéticos representan una amenaza mayor que el terrorismo. Este amargo suceso ha colocado a Blockchain en el centro del debate de la ciberseguridad. Y lo ha hecho por partida doble.

A la vez que los cibercriminales exigían que el rescate económico para recuperar los archivos se pagase en bitcoins, la criptomoneda que está en el origen de Blockchain, esta tecnología aparecía como solución para poner a salvo la información de infraestructuras críticas de cualquier país o compañía.

Su aplicación práctica

Uno de los logros fundamentales de esta tecnología es haber descentralizado la confianza, lo que permite la eliminación de intermediarios en casi todos los procesos empresariales y relacionales. Este hecho modificará la manera de relacionarnos con gobiernos, administraciones, compañías eléctricas, bancos, aseguradoras, medios de comunicación, música, organizaciones no gubernamentales o entre nosotros mismos. Estas son algunas​ de las aplicaciones de esta tecnología en distintos sectores y que pueden leerse en el libro "Blockchain, la revolución industrial de internet”:

  • En el ámbito de los seguros se podrá pagar el seguro del coche sólo cuando se conduce. En la industria energética, Blockchain resquebrajará el modelo de comercialización y distribución que el sector de la electricidad ha utilizado durante más de cien años, y los consumidores podrán vender a sus vecinos los excedentes de la energía que ellos mismos produzcan.

  • En internet, esta tecnología permitirá una red descentralizada, con menos presencia de Google y Facebook, y surgirán plataformas que protejan nuestra privacidad o, al menos, que nos permitan decidir si queremos comercializar con ella. En la industria 4.0, la fábrica inteligente con Blockchain creará empleo local frente a los países de bajo coste. En el sector de la salud, los pacientes podrán gestionar su información médica, tal y como ocurre ya en Estonia.

  • Las pymes podrán pagar sus impuestos de forma automática con Blockchain, lo que les permitirá ahorrar costes. La industria del juego cambiará por completo. Será descentralizada y entre personas de todo el mundo.

  • Las ONGs ganarán en transparencia y eficacia y esta tecnología permitirá realizar micro donaciones. En la música, los autores podrán librarse de las discográficas y establecer una relación directa con quienes les escuchan.

  • En el sector de los medios, Blockchain nos colocará ante el abismo de un periodismo sin medios, con plataformas tipo Uber, donde periodistas y consumidores contacten directamente, permitiendo la venta fragmentada de contenidos por céntimos de euro o dólar.

  • En el comercio electrónico se podrá vender online, pero sin las comisiones tan elevadas de intermediarios como Wallapop o Amazon. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información