La Comisión Europea presenta su informe sobre los productos peligrosos

En 2016 un total de 2.044 alertas de productos peligrosos circularon entre las autoridades nacionales a través del Sistema de Alerta Rápida

Portada informe sobre el Sistema de Alerta Rápida para los productos peligrosos / Comisión Europea

Portada informe sobre el Sistema de Alerta Rápida para los productos peligrosos / Comisión Europea

La cooperación entre los países de la UE ha mejorado, y están utilizando cada vez más el Sistema de Alerta Rápida para garantizar que los productos peligrosos sean retirados rápidamente en toda Europa. Esta es una de las conclusiones que se extraen del último informe sobre el Sistema de Alerta Rápida para los productos peligrosos presentado hoy por la Comisión Europea.

Según dicho informe, en 2016 un total de 2.044 alertas de productos peligrosos circularon entre las autoridades nacionales a través del Sistema de Alerta Rápida. Estas alertas desembocaron en 3.824 medidas de seguimiento, concretadas, por ejemplo, en la retirada de productos. En general, el número de reacciones observadas fue más de dos veces superior al de años anteriores. Esto muestra que las autoridades nacionales siguen más de cerca las alertas y adoptan todas las medidas necesarias para que el mercado sea más seguro para los consumidores.

En 2016, el Sistema fue utilizado más activamente por las autoridades nacionales, que retiraron una mayor cantidad de productos peligrosos de los puntos de venta. Sin embargo, son cada vez más los productos peligrosos notificados en el Sistema de Alerta Rápida que se venden a través de plataformas en línea. Esta es la razón por la que la Comisión ha intensificado su cooperación con Amazon, eBay y Alibaba con el fin de eliminar más activamente los productos potencialmente inseguros, o no conformes, de sus sitios web que venden a los consumidores europeos.

Sistema de Alerta Rápida

El año pasado, los juguetes fueron la categoría de productos más notificada (26%), seguidos por los vehículos a motor (18%) y las prendas de vestir, los textiles y los artículos de moda (13%). En lo que se refiere a los riesgos, el más notificado fue el de heridas (25 %), seguido de los riesgos químicos (23%). La mayoría de los productos peligrosos notificados en el Sistema procedían de fuera de la UE. China constaba como país de origen del 53% (1 069) de los productos notificados, aunque se produjo una caída del 9% en el número de alertas relativas a productos procedentes de este país, que pasaron del 62% en 2015 al 53% en 2016. Los productos peligrosos de origen europeo supusieron 468 notificaciones (23%). Un total de 102 notificaciones (5%) correspondían a Estados Unidos y 53 (2,6%), a Turquía como países de origen. En el caso de 158 productos notificados (8%), su origen es desconocido.

A través de intercambios de información, la Comisión Europea continuará cooperando con las autoridades chinas en materia de productos peligrosos para que puedan adoptar medidas en origen, es decir, en China.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información