Cómo seducir a los consumidores Z

​Los miembros de la generación Z eclosionarán como gran grupo de consumidores en unos pocos años, pero ya hoy son un target muy activo, pues influyen poderosamente en las decisiones de compra de sus padres y de su entorno más cercano. Estos jóvenes, que actualmente tienen entre 14 y 23 años, representan una nueva forma de consumo y están revolucionando ya las empresas, las marcas, la comunicación y el marketing.

"Los Z se informan sobre todo a través de las redes sociales, donde los influencers ejercen un papel fundamental"

Para seducirlos hay que entenderlos, y para ello hay que analizarlos. Es lo que hemos hecho en ATREVIA junto a Deusto Business School en el estudio cuantitativo y cualitativo Generación Z: El dilema, que radiografía a estos jóvenes en su triple vertiente de ciudadanos, trabajadores y consumidores. Por lo que respecta a su faceta de consumidores, uno de sus rasgos más sobresalientes es el omnipresente uso de las herramientas digitales. Los Z se informan sobre todo a través de las redes sociales, donde los influencers ejercen un papel fundamental. Así, el 92% asegura usar internet para conocer las marcas y los productos, dejando muy atrás escuchar a amigos y conocidos (52%) y la televisión (42%).

Buscan, compran, venden, cambian y realizan devoluciones online, pero a la vez valoran profundamente la experiencia que va asociada a un producto, ya que lo importante es "sentir". Se declaran fieles a las marcas, aunque rompen con las pautas de consumo tradicionales: un 32% de los 600 jóvenes Z encuestados por ATREVIA y Deusto Business School dice consumir marcas por gusto o si confían en ellas, y un 41% es fiel solamente a determinadas marcas en función del producto.

"El carácter de inmediatez de sus necesidades y demandas es algo muy propio de los Z"

A la hora de comprar, a los integrantes de la generación Z no les importa tanto la calidad como el hecho de que les ofrezcan un producto a su gusto con un precio asequible, ya que son conscientes de un uso corto en el tiempo. Este carácter de inmediatez de sus necesidades y demandas es algo muy propio de los Z. Tras el precio, la capacidad para dar respuestas inmediatas se sitúa en segundo lugar como el aspecto más valorado por los consumidores Z. Y la reputación y ser una empresa respetuosa con el medio ambiente son asimismo aspectos que tienen muy en cuenta.

En definitiva, los jóvenes Z son consumidores críticos y empoderados. Seducirlos con productos específicamente pensados para ellos, estableciendo una comunicación y un branding personalizado, es el gran reto para conquistarlos. Tal y como refleja el estudio que ATREVIA y Deusto Business School acabamos de presentar, estos jóvenes aman las marcas imperfectas y entienden el proceso de compra como una experiencia.

Ofrecerles opciones de compra omnicanal es la mejor estrategia para atraerlos; lograr que interactúen en las redes, que participen en el Facebook, el Twitter o el Instagram de la marca, y conseguir que además visiten la tienda, es uno de los desafíos de las marcas para fidelizar a los consumidores Z.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información