Un español con salario medio paga casi un 100% en impuestos

Un sueldo neto de 18.000 euros implica el pago en impuestos directos e indirectos de más de 15.000 euros anuales

Montoro, ministro de Hacienda, en una comparencia / EFE

Montoro, ministro de Hacienda, en una comparencia / EFE

Los impuestos son el motor de la sociedad moderna. Muchas veces sólo nos fijamos en el pago de impuestos directos, pero si sumamos la cifra de pagos de impuestos indirectos, un 21% en la mayoría de casos, podemos ver con escándalo que las cifras pagadas de forma anual son muy elevadas. En el presente estudio no vamos a considerar los impuestos especiales, tipo sobre las propiedades, sucesiones, o incluso tasas varias de todo tipo. Si sumaramos esas cifras superaríamos el 100% anual.

Salario medio, impuestos medios

Pongamos un ejemplo sencillo. El salario medio en España es de unos 22.720 euros al año. De esta cantidad hemos de deducir la Seguridad Social a cargo de trabajador, unos 1.450 euros. Descontemos también el IRPF por unos 3.100 euros. En ambos casos estamos considerando una persona soltera sin hijos. Estas cifras arrojan un salario bruto de unos 18.000 euros. Es decir, aproximadamente unos 1.520 euros al mes en 14 pagas.  Para un total de unos 4.500 euros en impuestos.

Hasta aquí el discurso que el Gobierno acostumbra a explicar. Es decir, una carga impositiva del 20% por término medio, aproximadamente esos 4.500 euros anuales, lo que hace una media mensual de 375 euros. Pero no podemos pararnos aquí. Esto es, únicamente, la imposición directa. Obviamente aquí debemos sumar algunas cifras importantes. Es sabido que todos los productos de consumo están gravados con impuestos indirectos, en general sobre el 21%. Si consideramos esa media para el total de ingresos la cifra aumenta en unos 4.000 euros adicionales más. Hay que recordar que según diversos estudios la tasa de ahorro en España mensual es de poco más del 2%.

Pero ¿y qué paga la empresa?

Las cifras citadas elevan a más de 9.000 euros los pagos de impuestos, directos e indirectos de un sueldo medio de 22.720 euros. Es decir, cerca de 750 euros cada mes. Pero como la mayoría de lectores saben, si esta persona ficticia está en nomina de una empresa los pagos al Gobierno, nuevamente Seguridad Social, aún suben más. Para nuestro caso, estaríamos hablando sobre un 30%, correspondiente a la parte que la empresa aporta a la Seguridad Social. En este caso hipotético la empresa pagaría unos 7.000 euros adicionales.

Los números son los números. Un trabajador generaría anualmente considerando todas las cifras, unos ingresos netos de 18.000 euros (1.520 euros al mes). Por su parte, gracias a él, el Estado recibiría la cifra de 1.450 (Seguridad Social), 3.100 (IRF), 4.000 (impuestos indirectos, principalmente iva), y 7.000 de seguridad social generada por la empresa sobre su trabajo. Es decir 15.500 euros anuales, unos 1.290 euros mensuales para el Estado.

Y en esta hipótesis hemos considerado exclusivamente un salario medio. No hemos considerado que elementos como el combustible tienen impuestos especiales superiores al 21% citado. Algunos pueden llamarle demagogia pero, parece evidente, que un trabajador medio pague 1.290 euros mensuales de impuestos, no es una forma aceptable de encarar el futuro.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información