Nélson Semedo, de la calle al Camp Nou

El nuevo futbolista del Barça llega reconvertido en lateral tras sus inicios como extremo en el equipo de su barrio

5 min
Semedo durante su presentación con el Barça

Disfrutaba en las calles de su barrio en Sintra sin poder imaginar que un día vestiría la camiseta del Barça. Tampoco que su traspaso costaría 30 millones y que su llegada sería para ocupar la titularidad en el lateral derecho en un equipo que ansía ganar la Champions League. Mucho menos que pasaría de estar en aquella plaza donde permanecía largas horas a vivir las emociones intrínsecas que proporciona un Camp Nou abarrotado en las grandes noches de fútbol. Pero el sueño de Nélson Semedo (16 de octubre de 1993) ya es una realidad.

En una ascensión meteórica, a sus 23 años, cumplirá 24 en noviembre, el futbolista portugués ha vivido un nuevo episodio en su historia de fantasía. Como si de una novela se tratara, el caso de Semedo ilustra el de un futbolista que en menos de tres años pasó del humilde Sintrense a la selección portuguesa al lado de Cristiano Ronaldo, Quaresma y cía.

Conocido por sus familiares como Nelsinho, a los 16 años decidió dejar de jugar en la calle para probar fortuna en el Sintrense. Tras superar las pruebas de acceso, Semedo inició su andadura en el equipo de su barrio como suplente pero cuatro partidos le bastaron para iniciar un meteórico viaje hacia la élite que le ha llevado al Camp Nou a cambio de 30 millones de euros y una cláusula de cinco millones por cada 50 partidos oficiales que dispute con la camiseta azulgrana.

Introvertido y retraído

Palco en palabras, tal y como lo definen sus compañeros, sus acciones sobre el terreno de juego fueron las encargadas de dar protagonismo a un Semedo que pronto despertó el interés de otros clubes, entre ellos, el Sporting de Lisboa.

Semedo durante un partido con el Benfica / EFE

Semedo durante un partido con el Benfica / EFE

A pesar de que superó las pruebas de acceso de forma satisfactoria, su vinculación con el equipo lisboeta no acabó de cerrarse por disidencias en el apartado económico con el Sintrense, un hecho que privó al Nelsinho de dar el primer salto en su carrera.

Ávido en la captación de jugadores, fue el Benfica quien acabó apostando por Semedo, recién cumplidos los 18 años, una vez frustrada su incorporación en el Sporting. En la 2012-13, el nuevo lateral del Barça se marchó cedido al Fatima y un año después ya se encontraba en las filas del Benfica B.

El cambio de su vida

Fue entonces, en el filial lisboeta, donde su carrera futbolística cambió para siempre. El técnico del Benfica B, Helder Cristovao, decidió ubicar a Semedo en el lateral derecha vista la acumulación de centrocampistas que tenía su plantilla. Y el cambio funcionó.

Con 21 años, Semedo ya formó parte del primer equipo mientras que esta temporada se ha afianzado tras disputar 31 de los 34 partidos de la liga portuguesa siendo el tercer jugador con más minutos. En Champions League, el portugués completó los ocho encuentros que su equipo realizó antes de la eliminación ante el Borussia de Dortmund.

Con margen de mejora

Internacional con Portugal desde octubre de 2015, el representado de Jorge Mendes es un lateral con gran vocación ofensiva pero con aspectos a pulir en el apartado defensivo.

Rápido, su vocación ofensiva le hace ser un puñal en las transiciones sorprendiendo al equipo rival. Con buena conducción de balón y habilidoso en el uno contra uno, suele arriesgar en la salida de la pelota fruto de la confianza que tiene en sus cualidades.

No obstante, Semedo debe mejorar defensivamente. No siempre bien ubicado, los rivales suelen ganarle la espalda con facilidad y requiere de jugadores a su alrededor que le ayuden a sofocar dicha situación, en un aspecto que deberá perfeccionar tras cumplir un sueño que ni el mismo imaginaba. 

 

¿Quiere hacer un comentario?