Garbiñe Muguruza convierte en oro todo lo que toca

La imagen de la nueva campeona de Wimbledon es una máquina de hacer dinero fuera de las pistas

3 min
Garbiñe Muguruza convierte en oro todo lo que hace
16.07.2017 11:08 h.

Garbiñe Muguruza no sólo es la nueva reina de Wimbledon, sino también, con tan solo 23 años, una máquina de hacer dinero gracias a los suculentos premios ganados y a los contratos que posee con importantes y lujosas marcas comerciales. A este éxito millonario se suma su enorme tirón mediático, convirtiendo a la jugadora española en una figura dentro y fuera de las pistas.

Ganar ahora el torneo londinense le ha supuesto a Muguruza 2,5 millones de euros, premio que eleva hasta el momento en 12 millones de euros sus ganancias en las pistas. Importe que no pasará por alto a la revista Forbes cuando haga su informe de los deportistas mejor pagados en 2017, pues ya situó a la tenista como la séptima deportista mejor pagada el pasado año con cuatro millones de euros en premios y 2,6 millones de ingresos por publicidad.

Grandes marcas

Los contratos comerciales que tiene son con grandes marcas y compañías. Posee acuerdos con Adidas, atraída por la ropa diseñada por Stella McCartney, hija del exbeatle,o con la lujosa firma Rolex. Otras marcas que están con ella son BBVA, Babolat, Kenzo o Porsche, vehículo que conduce cuando está en Barcelona, aunque tiene fijada su residencia en Ginebra.

El hecho de que sea todo un icono comercial es gracias al contrato que firmó en 2015 con la agencia IMG, donde cuenta con Oliver van Lindonk como representante.

Garbiñe Muguruza es una figura mediática

Ganar Wimbledon supondrá que Garbiñe Muguruza aumente sus compromisos promocionales / EFE

Con esta agencia estadounidense, que lleva también la carrera de Kei Nishikori, Nick Kyrgios o Novak Djokovic, ha iniciado una presencia cada vez más habitual en eventos publicitarios que ahora tras ganar Wimbledon multiplicará.

Figura mediática

Muguruza también está comprometida con las nuevas tecnologías. Posee una aplicación propia para móviles y tablets, donde publica contenido exclusivo para sus fans, y cuenta con 269.000 seguidores en Twitter, 417.000 en Facebook y 434.000 en Instagram. Cifras que aumentarán, seguro, tras coronarse en Wimbledon. 

¿Quiere hacer un comentario?