Barça, Baskonia y un galimatías millonario

Las suculentas ofertas del club azulgrana por Larkin y Hanga han sido igualadas por los vascos en el inicio de una jugada repleta de intereses

4 min
Shane Larkin durante un encuentro con el Baskonia

Como si de una partida de póker se tratara, Barça y Baskonia juegan sus cartas en un mercado de fichajes estival que se prevé largo para los intereses de ambos clubes enrocados en la negociación por Hanga y Larkin.

Si hace tan solo una semana era el conjunto azulgrana quien presentó en la sede de la ACB dos ofertas millonarias por ambos jugadores, días después fue Baskonia quien ejerció su derecho de tanteo igualando unos contratos difíciles de asumir para la entidad que preside Josean Querejeta.

No obstante, y a pesar de que la situación pueda conllevar a pensar que tanto Hanga como Larkin seguirán en Vitoria, la negociación por el alero húngaro y el base estadounidense sigue todavía vigente en una partida donde ninguna de las partes parece dispuesta a dar su brazo a torcer.

En busca del beneficio propio

Cinco millones de euros por dos temporadas, en el caso de Larkin, y siete millones y medio por tres campañas, en el de Hanga, fueron las millonarias propuestas que el Barça presentó en la sede de la ACB con la aceptación de ambos jugadores.

Hanga en el transcurso de un partido de Euroliga

Hanga en el transcurso de un partido de Euroliga / Euroleague

Con la estrategia de sacar un traspaso al club azulgrana, para obtener un mayor tajada económica y viendo la política de fichajes del Barça en las últimas temporadas, el Baskonia igualó la oferta pero ahora se encuentra en una encrucijada a sabiendas de la dificultad que conlleva asumirla. El coste de mantener a Larkin y Hanga en sus filas supondría un revés en la plantilla dirigida por Pablo Priogioni, quien ya se había hecho a la idea de que perdería a ambos jugadores y tenía en mente diferentes nombres del mercado como recambio. 

A todo esto, tanto Hanga como Larkin están dispuestos a continuar en Vitoria tras ver mejoradas sus condiciones de forma ostensible, tienen cinco días para aceptar la propuesta, forzando así al club vasco a llevar a cabo su oferta dejando el balón en el tejado del despacho de Querejeta. No tienen prisa y son conscientes de que cualquier movimiento significará algo positivo para ambos, vista ya su subida de sueldo.

El Barça baraja otras opciones

Conscientes de la dificultad que conlleva la negociación, el Barça tiene claro que no pagará un traspaso salvo que la cantidad solicitada por Baskonia se reduzca de forma ostensible fruto de la necesidad vasca de no poder hacer frente al nuevo estatus de Hanga y Larkin.

Lejos de querer asumir un coste tan elevado, el conjunto azulgrana ya trabaja en otras opciones para sustituir a Hanga y Larkin, peticiones expresas de Sito Alonso tras haber trabajado con ellos en el último año, para no caer en lo que consideran una trampa del Baskonia.

A la espera de ver cuál será el próximo movimiento en esta partida de póker, el Barça sigue remodelando una plantilla a la que se suma Pierre Oriola, después de que los azulgranas abonarán el millón de euros de la cláusula del catalán con el Valencia Basket, en una operación que sirve de estímulo para Querejeta en su idea de sacar el máximo provecho por Hanga y Larkin.

¿Quiere hacer un comentario?