Estos son los 20 grandes restaurantes de Barcelona sin estrellas Michelin

Un grupo de gastrónomos colabora con ‘Crónica Global’ para detectar los establecimientos de alto nivel que no han sido reconocidos por la guía

7 min
Restaurante bonanova adria ferran albert
Carles Ballfugó
26.12.2016 23:00 h.

Desde que la Guía Michelin ha cambiado sus estándares y populariza los restaurantes de una estrella y prioriza los menús gastronómicos low-cost, hay otros restaurantes de gran servicio, de fuerte tradición y de una excelente cocina que no figuran entre los reconocidos por las estrellas de la casa francesa, pero que tienen una reputación culinaria importante, una clientela fiel y una alta ocupación.

Crónica Global ha realizado una selección de 20 especialistas barceloneses en gastronomía a los que ha lanzado una pregunta simple: “¿Qué grandes restaurantes de Barcelona no están galardonados por las estrellas Michelin de este año pero igualan su calidad?”. Como respuesta a ese interrogante emergen otros 20 establecimientos, que reciben un mínimo de cinco menciones cada uno:

  • Bonanova, con el carismático Adolfo y su familia al frente.
  • Sense Pressa, con el producto como auténtico protagonista.
  • Windsor por su interpretación moderna y excelente de la mejor cocina catalana.
  • Roig Rubí, de quien se destaca una cocina de siempre en un entorno entrañable.
  • Granja Elena, en pleno Paseo de la Zona Franca, por ser un festín del buen comer.
  • Xemei, donde la cocina veneciana llega a su máximo esplendor de la mano de Stefano y Max.
  • Sushi99, una maravilla de japonés contemporáneo llegado de Madrid para zarandear el clásico Turo Park.
  • Petit Comité, cocina tradicional reinterpretada desde la honestidad de Nando Jubany.
  • Rias de Galicia, un templo del pescado, el marisco y los arroces sin la caspa de las marisquerías gallegas y el zoco turístico de Botafumeiro.
  • Suquet de l’Almirall, un clásico marinero en estado puro.
  • Casa Calvet, por su impresionante entorno modernista y su cocina.
  • Tram-Tram, una cocina de mercado de autor, de Isidre.
  • Mercès y su restaurante intimo, exclusivo, exquisito… que solo abre los mediodías.
  • Bar Cañete con su barra infinita y su menú extensivo del mejor tapeo.
  • Senyor Parellada, cocina catalana de la abuela en un ambiente clásico.
  • Ca l’Isidre, un clásico de alto nivel.
  • Gorría, la tradición de la cocina del norte con más de tres décadas de profesionalidad en la ciudad.
  • Can Vallés, los tradicionales platos de José Álvarez.
  • Fermí Puig, y su didáctica y pedagógica cocina.
  • Izarra y su tradicional fórmula navarra

 

Los expertos que han participado en la selección, bajo condición de obligado anonimato y máxima discreción, consideran a estos restaurantes merecedores de una, como mínimo, y hasta de dos estrellas Michelin en algunos casos. Sobre todo, señalan, a juzgar por la lista de restaurantes galardonados en Barcelona en la guía 2017. Hay entre los especialistas una cierta distancia con Michelin al ponerse en duda el criterio del llamado equipo secreto de críticos de la guía.

La estrella Michelin, ¿plataforma o lastre?

Otros gastrónomos que han participado en la selección aseguran que estos restaurantes probablemente ni quieren la estrella ni estarían dispuestos a escuchar ninguna sugerencia de los inspectores de la guía, ya que su clientela y sus negocios van viento en popa sin necesidad del reconocimiento. Para ellos es una cuestión clave, en la que coinciden la mayoría de los críticos: otros restaurantes reconocidos con una estrella Michelin en los últimos años han podido comprobar que el galardón no es sinónimo de más reservas y más negocio.

De hecho, entre los galardonados este 2016 existe más confianza en atraer turistas que en la afluencia del publico local. “Los clientes de Barcelona –señala uno de los consultados–, no responden a las excentricidades de los nuevos restaurantes con una estrella Michelin”. Los clientes locales frecuentan los restaurantes en pareja, en familia, entre amigos y en comidas de negocios, pero se guían más por las recomendaciones personales y prefieren la autenticidad de estos otros grandes locales de Barcelona.

Consenso sobre la lista

Una vez elaborada la lista de los grandes restaurantes de Barcelona sin estrellas Michelin gracias a la respuesta de los críticos participantes en la consulta (en su mayoría fuera de los circuitos oficiales de gastrónomos), Crónica Global ha compartido el resultado colectivo con cada uno de ellos. La respuesta ha sido muy positiva y de total consenso sobre la lista final.

Entre las respuestas obtenidas, una selección de mensajes de Whatsapp y correos electrónicos deja constancia de la unanimidad: “Es una pedazo lista”; “Vais a armar una revolución, es muy buena”; “Verdaderamente son grandes, grandiosos sitios”; “Al fin alguien piensa bien, felicidades…”; “Gracias por contar conmigo, a vuestra disposición para esto”; “No les hará ninguna gracia esto a los Michelinos y su séquito…”; “Muy interesante y, es más, muy necesario”; “Entre todos tenemos que decir basta a la dictadura Michelin…”

Cocina para disfrutar

Algunos apuntan otros temas que resulta interesante reproducir, porque es cierto que los restaurantes con estrellas Michelin sufren transformaciones importantes en su modus operandi a partir de la obtención de los reconocimientos. Sin embago, los restaurantes alternativos de alta calidad que han sido seleccionados no son low-cost, no dan aperitivos gratis, no suelen tener menús gastronómicos, todos tiene una carta amplia, en la mayoría hay una variedad de platos clásicos con su toque personal, las bodegas son amplias, no necesariamente son ambientes formales o rígidos, nadie interrumpe la conversación para presentar los platos, que no requieren manual de instrucciones… “Son –según uno de los encuestados– restaurantes para disfrutar sin condiciones”. 

Como resultado de esta consulta gastronómica aquí disponen de la lista de los 20 grandes restaurantes de Barcelona sin estrella Michelin para disfrutar de mejor comida de la ciudad ¡Buen provecho!

¿Quiere hacer un comentario?