Sandro Rosell planta diez bungalós en una zona no urbanizable

El 'camping' del expresidente de Barça en Lleida se amplía tras el 'traje a medida' hecho por un ayuntamiento gobernado por ERC

5 min
Sandro Rosell, los bungalows en zona no urbanizable y el documento que lo acredita / FOTOMONTAJE CG
Ignasi Jorro @IgnasiJorro
09.11.2016 00:00 h.

El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell ha levantado diez bungalós en terreno no urbanizable. El directivo ha acometido el proyecto turístico en el campamento Vall d'Àger, que controla junto a su socio Josep Maria Mercadé, y que está situado en el municipio homónimo de la provincia de Lleida. La nueva oferta alojativa de Rosell sólo ha podido ser legalizada tras una modificación ad hoc del planeamiento urbanístico aprobada por el ayuntamiento, que controlan Independents per Àger y ERC.

"Se trata de terrenos rústicos. No está protegida, pero no es urbanizable: no se permite el movimiento de tierras ni grandes edificaciones", han indicado vecinos del municipio a Crónica Global.

Preguntado por la cuestión, el alcalde Lluís Ardiaca (independiente) ha tratado de zanjar el caso. "El procedimiento ha sido totalmente ajustado a ley. Invito a quien quiera a venir al ayuntamiento a consultar el expediente", ha declarado a este medio.

Modificación a medida

El procedimiento que cita el primer edil no es otro que el Plan Especial Urbanístico para la Implantación del Camping Vall d'Àger. El documento se aprobó definitivamente el 11 de febrero de 2015.

Un año después, el camping ha construido y puesto en operación los módulos, dirigidos al público de alto standing (vista superior).

"Hemos tenido un buen verano. Y, por supuesto, todo es absolutamente legal, si no no haría más de 25 años que estamos aquí, desde 1990", ha señalado a este medio Roser Burgués, que administra la instalación para el expresidente culé.

"Necesidad de legalizar"

La legalidad absoluta de la que habla la hostelera contratada por Rosell no está tan clara sobre papel. En el texto de la modificación urbanística [consultar aquí], dos redactores recalcan que el objetivo del plan deriva de "la necesidad de la legalización de la implantación del Camping de la Vall d'Àger en el término municipal".

La pareja de arquitectos Josep Maria Tirapu Farran y Carles Alberich Puig argumentan en su exposición que el equipamiento "está totalmente consolidado", que la clave urbanística permite la actividad y que el campamento cuenta con la preceptiva licencia municipal.

Silencio de la ecologista

Cabe destacar que la modificación del planeamiento para Rosell y su socio requirió la redacción de una memoria ambiental. Dicho documento impone ciertas restricciones a la construcción, pero le da el visto bueno.

Preguntada por su trabajo, la bióloga Quiònia Pujol, autora del informe, no ha contestado a los requerimientos informativos de este medio.

Quien sí lo ha hecho son vecinos del pueblo. "Se habrán hecho medidas correctoras para minimizar la huella ambiental, pero el impacto visual es notable. Destroza un continuo de campos de olivos", han señalado.

Intereses en Àger

Sandro Rosell no es un extraño en la localidad leridana, con una población de apenas 594 habitantes. La familia del exdirectivo culé es originaria de la zona, y el propio Rosell heredó el Camping Vall d'Àger del portafolio patrimonial familiar. Ahora lo controla junto a su socio mediante la mercantil Iniciatives de la Vall d'Àger SL.

Además del espacio de acampada chic, el también empresario de marketing deportivo está construyendo un pequeño hotel de lujo en la Cova de'n Rosell, que vecinos del pueblo vinculan a sus ancestros.

El proyecto estará destinado a la meditación y a la relajación, y en estos momentos sigue en obras, según el alcalde del municipio.

¿Quiere hacer un comentario?