¿Quién vació la caja de electrodomésticos Miró?

Los trabajadores de la concursada denuncian que ha desaparecido dinero del grupo y señalan al fondo Springwater Capital, el último propietario

3 min
Entrada de un establecimiento de la cadena de electrodomésticos Miró y la Ciudad de la Justícia de Barcelona / FOTOMONTAJE DE CG
Cristina Farrés @crisfarres
10.10.2016 00:00 h.

El administrador concursal de la cadena de electrodomésticos Miró, Ignacio Alonso-Cuevillas, del bufete De Pasqual & Marzo Abogados, deberá comprobar en el proceso de quiebra de la compañía si su último propietario, el fondo suizo Springwater Capital, ha vaciado la caja y ha provocado su tercera insolvencia desde 2011. Así lo defienden los trabajadores, cuyos representantes aseguran que disponen de documentación que demuestra la práctica ilícita que ya está en manos del letrado.

“Ha desaparecido mucho dinero de la caja”, mantienen los representantes de los trabajadores. La plantilla ha pedido responsabilidades a Springwater, que vehiculó la inversión en la compañía catalana a través del grupo Kabaena Directorship.

Calificación del concurso de acreedores

Reconoció su insolvencia a principios de agosto con un agujero que supera los 10 millones de euros. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona, dirigido por Eduardo Pastor, declaró el concurso el 1 de septiembre. Se gestiona como una quiebra voluntaria de la sociedad, aunque su calificación final dependerá de la investigación sobre el desvío de fondos denunciado.

De forma paralela a este proceso, Alonso-Cuevillas busca a una compañía del sector interesada en quedarse con las tiendas que aún están abiertas y que emplean a 155 personas.

Se intenta evitar dejar de nuevo al grupo en manos de un fondo sin experiencia en la venta de electrodomésticos para no repetir el fracaso de la última liquidación, cuando Springwater tomó el control de la compañía en septiembre de 2014. Fuentes jurídicas indican que dos grupos han mostrado su interés, aunque se trata de un proceso en fase inicial.

Condiciones de despido de 180 personas

El administrador también deberá pactar en los próximos días las condiciones de salida de 180 trabajadores. Se trata de empleados de establecimientos que ya han bajado la persiana, a los que se les deben dos nóminas y la indemnización.

El comité de empresa ha comunicado su intención de llegar a un acuerdo siempre y cuando se encuentre dinero para liquidar las dos mensualidades. El resto lo asumirá el Fondo de Garantía Social (Fogasa).

¿Quiere hacer un comentario?