El Pacto Nacional por la Industria divide a gobierno y oposición

La poca participación de los grupos parlamentarios en las seis mesas de debate que se han constituido genera tensiones a dos semanas de la firma del acuerdo

3 min
Imagen de archivo de la constitución de la mesa del Pacto Nacional por la Industria, presidida por el 'conseller' de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget (c) / CG
20.06.2017 00:00 h.

El Pacto Nacional por la Industria en Cataluña ha generado nuevas desavenencias entre Gobierno y oposición por la fórmula que se ha elegido para avanzar en el debate. Para ganar agilidad, se decidió formar seis mesas de trabajo sobre diferentes ámbitos en los que han estado representados el Gobierno y los principales agentes sociales, patronales y sindicatos, de forma paritaria. Se ha prescindido del resto de partidos del hemiciclo catalán firmantes del acuerdo en esta parte de debate y ha provocado tensiones.

Hay quejas de que sus aportaciones se han relegado al debate parlamentario que se deberá abrir para desarrollar los acuerdos a los que se ha llegado. De hecho, la firma oficial del compromiso en la reindustrialización de Cataluña se ha convocado para el próximo 5 de junio.

Antes, la semana próxima, se presentarán las conclusiones de las mesas de trabajo en la comisión de industria del Parlament.

Falta de capacidad de maniobra

“La oposición tiene poca capacidad de maniobra. Nos ponen en una situación complicada de tiempo y recursos para modificar el pacto”, indica el responsable de Ciutadans de la materia, Joan García. No es el único que se ha expresado en este sentido.

Los portavoces de la conselleria de Empresa y Conocimiento, encabezada por Jordi Baiget, justifican que se habilitó desde un primer momento un sistema para que todo el mundo pudiera participar en el debate.

Presentación de dos borradores

Se habilitó a tal efecto una página web abierta a todos los firmantes del Pacto Nacional por la Industria y se presentaron dos borradores del acuerdo marco en octubre y abril. Fuentes sindicales señalan que las aportaciones en esta parte del debate fueron muy limitadas.

Los partidos de la oposición indican que no es exactamente un diálogo y lamentan que no se les haya dejado ni nombrar a expertos para participar en las mesas. Con todo, advierten que el acuerdo se debe desarrollar con medidas concretas y dotaciones económicas. Señalan que es la única forma de impulsar de forma definitiva la ansiada reindustrialización.

Creación del observatorio de la industria

Algunas medidas en este sentido se incorporan en el documento final. Como la creación de un observatorio industrial catalán que fiscalice la aplicación de medidas, con su definición tanto técnica como presupuestaria, indican los representantes de los trabajadores.

Recuerdan que el gran objetivo del Pacto Nacional por la Industria es que los proyectos que se pongan en marcha tengan una previsión que vaya más allá de una legislatura. Se demostraría ya en un primer momento por el eventual adelanto electoral en Cataluña. Se teme que la aprobación parlamentaria se prolongue por el devenir del proceso independentista. 

¿Quiere hacer un comentario?