Los nietos de Franco buscan 55 millones para renovar el Hotel Gran Velázquez

El Grupo Didra adquirió el histórico establecimiento del barrio de Salamanca a la Corporación Hispano Hotelera en agosto, aunque la operación no se formalizará hasta febrero

3 min
Fachada del Gran Hotel Velázquez de Madrid y el estado actual de sus instalaciones / FOTOMONTAJE DE CG
Cristina Farrés @crisfarres
25.11.2016 00:00 h.

El Grupo Didra, vinculado a la saga del ladrillo español Ardid Villoslada, famosa por el matrimonio del actual máximo ejecutivo de la compañía, Rafael, con Mariola Martínez Bordiú, nieta del dictador Francisco Franco, acaba el año con la apertura de un proceso con el que busca 55 millones de euros para financiar su proyecto estrella: la reforma del Gran Hotel Velázquez.

Se trata de la joya de la corona del grupo debido a su ubicación. Está situado en el corazón del barrio de Salamanca, a escasos metros del parque del Retiro y de la milla de oro de la capital. Los Villoslada quieren transformar el edificio regio en un establecimiento de cinco estrellas capaz de acoger a grandes fortunas internacionales. Por ello, el plan que han presentado a las principales entidades financieras del país para conseguir los 55 millones supera las previsiones iniciales de inversión.

Operación ejecutada en febrero

El edificio necesita una renovación profunda. Lo reconocen incluso fuentes próximas a los antiguos propietarios del inmueble, Corporación Hispano Hotelera, de la familia Salazar. La tensión de tesorería que arrastraba esta compañía impidió que pudieran afrontar el plan de mejora de las instalaciones que se requerían y el Gran Hotel Velázquez cayó en una suerte de letanía que Grupo Didra espera superar.

Los portavoces de la familia Ardid-Martínez Bordiú han declinado hacer declaraciones sobre la operación financiera que han lanzado. Otros interlocutores cercanos al Grupo Didra reconocen que existe un plan de renovación integral del edificio que ya está aprobado, pero señalan que la compra del hotel no se ejecutará hasta el próximo febrero.

Oferta de compra de 60 millones

Faltan flecos formales de la operación que esperan cerrar en cuestión de semanas. El cambio de propietarios se aprobó a finales de agosto, cuando pusieron una oferta de más de 60 millones de euros sobre la mesa de los Salazar para comprarles el hotel con más caché de su cartera inmobiliaria.

La oferta de compra casi iguala la reforma que se prevé realizar en el establecimiento. Si al final consiguen que la banca les financie la operación, Madrid ganará un nuevo hotel de lujo.

¿Quiere hacer un comentario?