Siguen las pérdidas en Congelados La Sirena

La empresa está ahora en manos del fondo OpCapita

2 min
Entrada a una tienda de congelados La Sirena / CG
17.03.2017 00:00 h.

La compañía La Sirena, dedicada a la venta de alimentos congelados, encajó el último ejercicio un resultado negativo de 2,1 millones de euros. El año anterior no hubo pérdida, sino un beneficio de 53,2 millones. Pero dicho excedente no fue otra cosa que un mero apunte contable.

El superávit se debió a la capitalización de un préstamo participativo de 60 millones recibido de su accionista, el fondo OpCapita. Éste se hizo con el control de la empresa a finales de 2014. Sin la conversión del préstamo, La Sirena habría perdido 8,9 millones en 2015.

De hecho, al tener la prima de asunción un valor negativo de 62 millones, la capitalización del empréstito surtió un resultado nulo en el patrimonio de la empresa. Se limitaba a 6,7 millones al cierre del pasado ejercicio, es decir, por debajo de la mitad del capital social. Ello ha obligado a reducirlo en 13 millones para restablecer el equilibrio de los fondos propios.

En 2016, La Sirena facturó 145 millones, un 0,15% menos. El estancamiento obedeció al cierre de cuatro tiendas, que no se pudo compensar totalmente con la apertura de otras tantas en el tramo final del ejercicio. Con todo, es el quinto periodo consecutivo de ingresos a la baja. Los gestores de la firma prevén que este año sobrevendrán paulatinas mejoras de la cifra de negocio y de los resultados.

El año pasado ya obtuvo beneficios de explotación, si bien limitados a la escasa suma de 10.240 euros. Más abultado fue el flujo de caja, que arrojó 3,2 millones positivos.

La red comercial de La Sirena comprende 240 tiendas de congelados repartidas entre media docena de comunidades autónomas.

¿Quiere hacer un comentario?