Las plumas Montblanc crecen un 19% y entran en beneficios

La filial ibérica comercializa artículos de escritura, relojería, joyería y piel

2 min
Pluma de la marca Montblanc / MONTBLANC
20.03.2017 00:00 h.

Las ventas de Montblanc Iberia subieron el año pasado un 19% y alcanzaron los 25,7 millones de euros. Se trata de la suma más elevada desde que la prestigiosa firma suiza abrió filial propia en España, en 1993.

Este fuerte impulso logró darle la vuelta a las cuentas y volver a la senda de la rentabilidad. Los resultados pasaron de 434.000 euros de pérdida a 432.000 de beneficio neto. Este se destinó a absorber déficits arrastrados en el balance de años anteriores, que todavía suman 3,3 millones.

Montblanc importa desde la Confederación Helvética y distribuye en la península Ibérica un amplio surtido de artículos de escritura (sobre todo plumas estilográficas), productos de piel (billeteros, bolsos, cinturones, llaveros y fundas), relojes, accesorios (gemelos, pinzas de corbata y billetes) y joyería (brazaletes, pendientes, collares y anillos).

De las ventas totales, el 24% corresponde a escritura, el 24% a cuero y el 20% a relojes. El 15% restante lo aportan los otros renglones del negocio.

Montblanc Iberia es una las centenares de empresas que han mudado su domicilio social desde Cataluña a Madrid. En su caso, el traslado se acometió en 2014 por órdenes de la dirección del grupo suizo Richemont, matriz de Montblanc. La medida tiene por finalidad concentrar en la misma ciudad todas las subsidiarias que tiene en España, entre ellas Vacheron Constantin, Cartier y Piaget. El cambio desde la capital catalana afectó a 70 personas.

Montblanc Iberia cuenta con una decena de tiendas propias, así como corners en los establecimientos de El Corte Inglés. La subsidiaria española está dirigida por Francesc Carmona. El presidente es Cédric Bossert, jefe de la asesoría jurídica de la multinacional suiza.

¿Quiere hacer un comentario?