Bosch y Aymerich toma el control de un spa en la puerta de la Cerdanya

El grupo turístico e inmobiliario lava la cara a las instalaciones del cuatro estrellas superior que hasta la fecha gestionaba Sercotel en la Collada de Toses

3 min
Vistas del Hotel & Spa La Collada, el establecimiento del grupo Bosch y Aymerich situado a 26 kilómetros de Puigcerdà / FOTOMONTAJE DE CG
18.10.2016 00:00 h.

El grupo Bosch y Aymerich ha retomado el control del hotel y el spa de la Collada de Toses (Girona), situado en la puerta de entrada de la zona vacacional de la Cerdanya. El grupo turístico e inmobiliario construyó el establecimiento, pero cedió la administración a Sercotel hasta la temporada pasada. “La gestión es siempre mucho más cuidadosa cuando la haces de forma directa”, indican los portavoces de la firma de Barcelona a Crónica Global.

Los afectados han declinado comentar los motivos del cambio de modelo, aunque otras fuentes del sector señalan que el arrendamiento había llegado a su fin y que Bosch y Aymerich no estaba por la labor de renovarla otra vez.

Instalaciones renovadas

Se trata de un hotel de gestión complicada, ya que se encuentra en el Pirineo catalán, pero demasiado lejos de las estaciones de esquí como para atraer a los turistas que se acercan a las pistas. Su principal hecho diferencial, según los impulsores, es la poca competencia del sector bienestar de lujo que existe en la zona. El Hotel & Spa La Collada es un establecimiento de cuatro estrellas superior con 96 habitaciones y una zona de wellness de 2.500 metros cuadrados.

Bosch y Aymerich ha invertido a lo largo del verano en poner al día las instalaciones. Abrirá las puertas el 1 de diciembre con la zona de tratamientos de belleza renovada --hasta la fecha no se podía usar por el mal estado de conservación-- y con caras nuevas en la dirección de cocina, la sala y los encargados de los vinos.

Puesta en marcha de los servicios

La intención de Bosch y Aymerich es que todos los servicios del hotel y el spa estén a pleno rendimiento en el inicio de temporada. Los mismos interlocutores admiten, en un ejercicio de realismo, que algunas prestaciones se incorporarán a finales de año o a principios de 2017 por la falta de tiempo para acabar las obras y buscar el personal necesario para ponerlas en marcha.

A lo largo de las próximas semanas, ficharán a un delegado en el establecimiento, cuya dirección quedará bajo el mismo paraguas del equipo que capitanea los tres hoteles de la firma al lado de las pistas de esquí de La Masella, que también son de su propiedad. Es decir, del Alp Hotel, el albergue Abrigall y los apartamentos turísticos Masella 1.600.

Grupo familiar

Bosch y Aymerich es un imperio familiar que creó el ingeniero y empresario José María Bosch Aymerich junto a su mujer, Maria Rosa Escarpenter. Fallecieron sin descendencia y el grupo quedó bajo el mando de su sobrino, Ramón Escarpenter. Oscar Belmonte dirige la sociedad desde hace 12 años. 

¿Quiere hacer un comentario?