El 'Black Friday' conquista España

Grandes superficies, comercios de proximidad y el 'e-commerce' coinciden en que este año puede ser la mejor campaña a nivel de ingresos

6 min
Cartel del 'Black friday' en una tienda llena de compradores
Laura Fàbregas @laurafabel
25.11.2016 00:00 h.

España ya ha integrado totalmente la festividad del Black Friday. En la edición de este año, tanto los comercios locales como las grandes empresas de distribución ven con optimismo una campaña que puede ayudar a concluir el 2016 con un nivel de ingresos que supere el cierre del ejercicio anterior.

En los tres primeros trimestres del año, la facturación del comercio ha aumentado en torno al 3%. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) asegura a Crónica Global que "este crecimiento se puede mantener o incluso superar" para final de diciembre.  

Unas previsiones positivas que comparten con la patronal de comercio textil (ACOTEX), que espera un incremento de entre el 10% y el 15% de las ventas con respecto al año anterior. "Se trata de una fecha que ha calado en el calendario de compras del cliente”, añaden.

Pistoletazo de salida

En el sector no hay duda de que este ascenso en la recta final del año se produce gracias al llamado Viernes Negro: “La campaña de Navidad está cada vez más marcada por fenómenos como el Black Friday y el turismo familiar y de ocio generados durante el puente de la Constitución", indica el director de comunicación de ANGED, David Gracia.

En la misma línea, la Confederación Española de Comercio (CEC) sostiene que "por primera vez en nuestro país, el comercio de proximidad será uno de los grandes protagonistas del Black Friday". La CEC también destaca el "beneficio económico y social" que supone la adhesión del comercio urbano a la jornada de descuentos: “Nuestras pymes y autónomos han convertido un evento enfocado a la venta online en un acontecimiento a pie de calle, colmando los núcleos urbanos de actividades comerciales y lúdicas”.

El 95% de los internautas tienen pensado comprar

Las perspectivas del e-commerce también son muy alentadoras. Una encuesta realizada por Ticketea a 9.600 usuarios de internet muestra que, en la edición actual, se duplica el número de personas que comprará durante el fin de semana. Mientras que el 41% de los preguntados reconoce que el año pasado compró algún artículo durante el Black Friday, el porcentaje de internautas que tienen previsto hacerlo en 2016 aumenta hasta el 95%.

Con todo, en 2015 el gasto medio por persona se situó en 83 euros y el 37% de los encuestados se gastó más de 101 euros en compras.

Electrónica y textil

El consumidor hoy se mueve en un entorno digital y global y, en consecuencia, es más sensible a fenómenos y tendencias de compra que ocurren en otros países. "El Black Friday es una muestra más de cómo el comercio, independientemente de su tamaño, tiene que ser capaz de adaptarse a un entorno flexible e innovador, omnicanal y en el que el consumidor utiliza indistintamente las posibilidades que le ofrece el on y el offline”, añade Gracia.

Las promociones del evento funcionan muy bien en todas la categorías, pero en especial en las de electrónica, los electrodomésticos, textil, complementos y hogar, que son las que tienen un mayor desarrollo y penetración en las compras online.

Reforzar plantillas

Los efectos más visibles de la campaña se observan en las grandes superficies. Los datos que manejan en ANGED indican que las mayores distribuidoras reforzarán sus plantillas desde la celebración del Black Friday hasta pasada la Navidad con unas 22.000 contrataciones, 4.000 personas más que el año pasado.

En términos relativos, implica incrementar la plantilla media del sector en torno al 10% durante los meses de noviembre, diciembre y enero. "La tendencia sostenida en el consumo, que lleva 25 meses creciendo por encima del 2%, y la progresiva recuperación del mercado laboral, apuntalan una situación de partida favorable para la campaña de Navidad”, relatan desde la entidad.

Oportunidad para el pequeño comercio

En pocos años, el Black Friday ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores, pasando de ser una iniciativa limitada a las grandes cadenas de distribución y los comercios electrónicos, a consolidarse como una nueva oportunidad para que las pymes mejoren sus ventas y visibilidad.

Según la entidad de comerciantes, uno de los motivos por los que esta festividad de origen estadounidense se ha extendido entre el comercio de proximidad, se debe a que "recupera el atractivo que tenían las rebajas tradicionales como un periodo de descuentos limitado en el tiempo”, lo que, a juicio de la Confederación, "otorga seguridad al consumidor y provoca un fuerte efecto reclamo".

¿Quiere hacer un comentario?