Alsa eleva al TSJC el conflicto del NitBus

El operador de transportes anuncia que recurrirá el acuerdo del consejo del Área Metropolitana de Barcelona de repetir un concurso que ganó hace dos años

5 min
Imagen promocional de varios de los autobuses de transporte público de Alsa / CG
17.07.2017 00:00 h.

Alsa ha cumplido con su amenaza de llevar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la polémica concesión del servicio de NitBus en la zona norte del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Un concurso que ganó a finales de 2014 pero que la administración supramunicipal anuló dos años después tras un corolario de recursos y contrarecursos impulsados por la empresa que aún realiza el transporte, TUSGSAL, un grupo de economía social vinculado directamente al PSC y a UGT.

Next Continental Holdings y West Midlands Travel Limited, la unión temporal de empresas (UTE) participada por Alsa, ha anunciado al alto tribunal que a finales de verano tendrán listo un nuevo recurso para reclamar la concesión. Un anuncio oficial con el que se aseguran que cumplirán con el plazo legal previsto para la demanda.

Validación y voto particular en el TCCSP

Ultiman ahora los argumentos legales que usarán para intentar revocar la validación del Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) de la anulación del concurso. Una resolución que se publicó a finales del pasado abril y que, de forma extraordinaria, contaba con un voto particular del entonces presidente de la institución, Juan Antonio Gallo.

En la opinión particular, el jurista estimaba las demandas de Alsa. Consideraba que “no es razonable ni proporcional” dejar sin efecto la licitación porque no se había anunciado la apertura del proceso en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). Alegaba, además, que para que se pueda considerar no válido un proceso “debe ser invocada por un tercero” que no ha podido participar “justamente por la omisión de este principio, y no aprecio que haya sido de esta forma”.

Razones de prudencia

“El requisito de falta de publicación previa, en este asunto, ha sido causado por el propio órgano de contratación --que ahora lo quiere hacer valer como causa de desistimiento-- y que sólo se basa en hipotéticas razones de prudencia en considerar que, con la publicación en el DOUE, se podrían haber presentado más empresas”, razona.

Más, cuando la decisión de anular todo el proceso se tomó dos años después de la apertura de plicas con los votos a favor del PSC y de Entesa (los comunes). Ciudadanos se pronunció en contra y el resto de grupos representados en la administración supramunicipal se abstuvieron.

Conflicto laboral

Fue al analizar las ofertas que el órgano de contratación descubrió que la propuesta de TUSGSAL no cumplía con el pliego de condiciones y se tuvo que desestimar. Las alarmas se encendieron en el grupo de economía colaborativa. Sin la concesión del NitBus de la zona norte de Barcelona, el empleo se ponía en duda.

Protesta de los trabajadores del TUSGSAL frente a la sede del PSC / CG

Protesta de los trabajadores del TUSGSAL frente a la sede del PSC / CG

El conflicto laboral fue a más y en julio de 2016 los trabajadores de la compañía llegaron a encerrarse en la sede del PSC de la calle Nicaragua de Barcelona para reclamar una solución que les garantizara su continuidad.

Nuevo concurso

Alsa les prometió una subrogación a la UTE sin tocar sus condiciones laborales, aunque la plantilla puso en duda las garantías ofrecidas y desestimó la propuesta.

Finalemente, el consejo metropolitano anuló el proceso y el TCCSP desestimó el recurso presentado por la operadora de transportes con sede en Madrid. Mientras se prepara el recurso ante el TSJC el Gobierno del AMB, presidido por Ada Colau, prepara una nueva concesión. Por ahora, sin calendario de presentación. 

¿Quiere hacer un comentario?